Crudivegana porque me da la gana

¿Por qué eres crudivegana? Os podréis imaginar, la cantidad de veces que me han hecho esta pregunta en los últimos 6 meses. Tras tener mi discurso ya aprendidito, después de años de que la gente cuestionase mi vegetarianismo, ahora me da por volverme crudivegana y claro, la cosa se complica, porque son muchas más las razones que me han llevado a hacer este cambio. Por ello, he decido escribir un post, y así cuando me lo vuelvan a decir, contestaré: mmmmm, me alegra que me hagas esa pregunta, métete en mi blog y pincha en el artículo: porque me da la gana… jajajajaja. Además me encantaba la frase para el título del post, ¡suena genial!

De vegetariana, a vegana y crudivegana

Primero voy  contaros porque decidí hacerme vegetariana con 16 años. Ni yo misma sé las razones que me llevaron a ello, pero conocí a una chica que era vegetariana y me dije a mi misma, yo también quiero. La decisión fue más por motivos de ética animal, que por conciencia alimentaria o de salud. De hecho, a esa edad, ya me encargaba yo de eliminar cualquier atisbo de hábito saludable que interfiriese en mi rutina destructiva del fin de semana.

 

flores

 

Nunca había sido muy amiga de la carne así que tampoco me costó mucho dejar de comerla. Sí que consumía huevos y leche, y durante alguna temporada, también tomé pescado. Fue hace dos años cuando realmente empecé a tomar conciencia de mi salud, y de la alimentación como manera de equilibrar mi cuerpo, mente y emociones. Entonces pasé a ser vegana y a eliminar alimentos tóxicos como el azúcar, las harinas refinadas, envasados y procesados con todo tipo de químicos …

Llevo 6 meses con una alimentación crudivegana y baja en grasa y con una distribución de macronutrientes en torno al 80.10.10 (carbohidratos, proteínas y grasas) Aunque ahora, estoy aumentando algo más la ingesta de proteínas (un 15-20%) porque estoy haciendo entrenamientos de fuerza y quiero coomprobar los efectos en la masa muscular.

Creo que el crudiveganismo es la evolución natural del ser humano hacia una alimentación sana y ética. Atención a esta frase,  porque algún día pasará a la posteridad: como dijo Cristina Muñoz, «en el futuro, todos los seres humanos seremos crudiveganos» (otra rima) 😉 Si queréis saber más sobre esta manera de alimentarse, podéis leeros el post crudiveganismo: manual para principiantes.

 Razones por las que soy crudivegana:

  • En una alimentación vegana, aunque no se consumen productos de origen animal, que acidifican nuestro organismo y están cargados de hormonas y sustancias químicas, se siguen manteniendo alimentos nocivos, procesados, industriales y refinados. El crudiveganismo elimina cualquier tóxico de la alimentación y por lo tanto, es la forma de alimentarse más natural y sana.
  • Salud. Alimentarse de comida viva, sin cocinar aporta todos los nutrientes, agua y oxígeno, y su proceso digestivo, mucho más simple, facilita la absorción de los mismos. Es la mejor medicina preventiva. Yo era muy propensa a tener resfriados, dolores de garganta y herpes y en estos meses no he tenido ni uno.
  • Una de las mejores decisiones que tomé fue abandonar la soja y el gluten. Como buena vegetariana, me hinchaba literalmente a productos que imitaban la carne y hechos con tofu, soja deshidratada, seitán…  Además de ser indigestos, el 95% de la soja es transgénica, tiene un gran impacto hormonal y es acidificante. Dedicaré un post completo a hablar del gran engaño de la soja, pero simplemente dejo caer, ¿os habéis dado cuenta de ahora que todo contiene soja? Es el negocio de la industria alimentaria.
  • Me encanta el sabor de la fruta, la verdura, las semillas, las algas, los germinados… La cocina crudivegana es divertida, creativa, exótica, refrescante, crujiente, colorida, sabrosa, apetecible. Green smoothies, licuados, sopas frías, ensaladas,  y  toda clase de platos más elaborados como rollitos, lasañas, canapés, patés vegetales… Miles de texturas y sabores con los que podemo dejar volar nuestra imaginación, una explosión de sensaciones que nos harán disfrutar de la comida en estado puro.
  • Razones éticas y medioambientales. Esto es muy personal y la ética pienso que es de cada uno, así que no juzgo a las personas que comen carne ni me siento superior a ellas. Por un lado no creo que tenga derecho a comer seres vivos habiendo otros recursos, y por otro, la industria cárnica y transgénica está destruyendo el medio ambiente y tiene un gran impacto ecológico. Además, me da un poco de asquito, sobre todo la carne roja.
  • Industria alimentaria. Y siguiendo con el lema de ¡la revolución está en tu consumo!, la única manera que tenemos de que la industria cambie es dejar de consumir productos perjudiciales y hacer que lo ético y saludable sea rentable para las empresas. Es la ley de la oferta y la demanda. Si reactivamos el consumo de alimentos sanos, dejarán de vender transgénicos, procesados, envasados, químicos y toda clase comida basura con calorías vacías y tan perjudicial para nuestra salud. Empresas como monsanto y bioquímicas tienen el monopolio y el control de este mercado, actúan como lobbies y personalmente, no quiero financiar estas prácticas.
  • La comida cocinada pierde los nutrientes y genera tóxicos. La leucocitosis es el aumento excesivo de glóbulos blancos en sangre.
  • Me aporta mucha energía para desarrollar con entusiasmo todas mis actividades diarias, incluyendo una hora y media o dos de deporte. Los carbohidratos y la fructosa son el combustible perfecto para el cuerpo y el cerebro. Os puedo asegurar que no paro desde que me levanto a las 7,30 hasta que me acuesto a la 1, como pronto.
  • Por fin mi estómago se ha deshinchado. Tras muchos años donde parecía que iba a salir volando de un momento a otro, dejar de comer cereales y legumbres ha hecho que me estómago volviese a su estado natural.
  • Las frutas, algas, germinados, verduras, hortalizas y semillas son alimentos depurativos y desintoxican nuestro cuerpo. Además tienen propiedades medicinales y aportan todos las vitaminas, minerales, enzimas, oligoelementos que necesitamos, incluídas las proteínas y el hierro.
  • Cocinar me parece un atraso y una pérdida de tiempo. Tengo más sitio en la cocina, y ya no huele a fritanga.
  • Mi ciclo menstrual se ha regulado después de estar 1 año y medio con desajustes hormonales.
  • Han desaparecido los granos de la cara  que me habían salido y mi piel está mucho más suave e hidratada.
  • He perdido el exceso de grasa y la celulitis, aunque no del todo, ya que en las mujeres es un proceso lento por cuestiones de metabolismo, y más cuando pasamos de los 25 años. Pero os puedo asegurar que funciona. Estoy mucho más tonificada y atlética practicando el mismo deporte que antes.
  • He recuperado mi peso. Tras haber ganado unos kilos al dejar la píldora y tomar demasiados cereales y frutos secos, perdi 5 kilos el primer mes. Ahora ya me he estabilizado en mi peso ideal.
  • Se me ha quitado la ansiedad. Eliminar el azúcar y los hidratos complejos que suben el índice glucémico, hacen que la ansiendad  se reduzca.  La carbohidratos simples de la fruta y un organismo bien nutrido ayudan a que que la ansiedad desaparezca. Es importante distinguir si la ansiedad viene por causas emocionales y la comida es una adicción como lo puede ser el tabaco o el alcohol.
  • Para cambiar el mundo, hay que cambiar uno mismo. Y por lo tanto ser consecuentes con nuestro ideales. Los pequeños cambios son grandes progresos.
  • Aplicar consciencia en la alimentación y darme cuenta de que  mi manera de alimentarme tiene un efecto en mi cuerpo, mi mente, mis emociones y en el planeta, y por lo tanto, elegir  la manera que considero más ética y sana, me hace sentirme bien conmigo misma,  es una forma de autorrealización.
  • Me sienta bien, estoy feliz y no es un esfuerzo para mi eliminar ciertos alimentos. Para ello hay que estar convencido y motivado. No creo en la imposición, sino en el entendimiento para conseguir objetivos.
  • Y porque alguien una vez me dijo, ¿a que no hay huevos?, y claro, dile eso a una madrileña. 😉

Dicho todo esto, no creo en radicalismos, entiendo que cada persona está en un proceso determinado y que cada caso es diferente, pero si que pienso que aumentar la cantidad ingerida de vegetales, frutas y verduras crudas, semillas, algas, germinados y frutos secos ecológicos, es la mejor opción para todo el mundo, independientemente de que se coma también comida cocinada. Así que para terminar, os propongo que durante unos días, aunque no llevéis una alimentación 100% crudivegana, eliminéis el azúcar, la leche, la carne, harinas refinadas, grasas saturadas y aumentéis la proporción de frutas y verduras crudas para ver cómo os sentís y disfrutéis al máximo del fin de semana.

40 Comentarios

      1. Hola cris, enhorabuena por tu blog. Expresas con mucha claridad lo que significa esto, y a mi personalmente me anima muchísimo. Soy vegetariana 5 años aproximadamente, pero llevo como 3 /4 meses que empecé probando licuados y batidos y no he podido parar. Prácticamente consumo una comida al día de vegetales tipo ensalada muy completa con semillas frutos secos y miel, me encanta, y el resto todo fruta en licuados o batidos según me apetezca. De vez en cuando me gusta comer algo caliente, normalmente verdura al vapor mezclada con legumbres, y alguna vez hago pan al vapor que tb me gusta mucho, y a veces como queso, intentando siempre que sea ecológico. Esto del crudiveganismo me encanta aunque como digo, consumo miel, lacteos y huevos tb muy de vez en cuando, sobretodo lo dejo para ocasiones de ir a comer en familia o amigos para no dar quebraderos de cabeza q ya bastante rara soy. Y nada que básicamente mi dieta es cruda y tb en este tiempo he experimentado cosas positivas, quizás algún día sea solo crudi o quizás no, pero el solo hecho de hacer el balance que más pesa con los crudos ya se nota un gran cambio físico y mental. Gracias por compartir y dejar compartir. Un saludo

        1. Hola SAra!

          gracias por compartir tu experiencia! esa es la idea, hacer una transición según tu vayas entendiendo y experimentando desde la consciencia, al final tu cuerpo es muy listo y te acabará pidiendo lo que le sienta mejor!

          un beso y sigue asi!

  1. Hola Cris,
    Me encanta tu blog. Actualmente soy vegetariana y estoy intentando paulatinamente pasarme al veganismo, como un paso intermedio al crudivegano.
    Tengo una consulta para acerte, en una parte de tu articulo dices «dejar de comer cereales y legumbres ha hecho que me estómago volviese a su estado natural». Aquí me surge una confusión. Soy Uruguaya y para nosotros legumbres y vegetales son lo mismo. Podrías explicarme ¿en que difieren para ustedes?
    También quería consultarte si has quitado de tu dieta todos los cereales. Pues yo actualmente consumo copos de maíz (sin azúcar), y estaba convencida de que eran saludables, hasta que leí tu post y entre a dudar.
    Muchas gracias por compartir tu experiencia con todos.
    Saludos
    Jessica

    1. HOla Jessica!

      muchas gracias por el comentario! Qué emoción que conectemos desde tan lejos, internet es la bomba!
      Las legumbres son garbanzos, lentejas, soja, alubias, frijoles… Yo personalmente no consumo ya cereales, no digo que no sean saludables. Tienen nutrientes pero los podemos conseguir también de vegetales de hoja verde y semillas. Además todo depende de la cantidad y del tipo de cereal. En general acidifican el ph. Mejor que sean integrales.Hay algunos con muchas propiedades como la quinoa o el trigo sarraceno, pero prefiero tomarlos germinados, ya que los nutrientes se multiplican y no hay que cocinarlos.
      El maiz es en un 99% transgénico y monopolio de empresas como monsanto que han hecho de ese cereal y de la soja granos baratos de producir, y que están presente en casi todos los alimentos envasados…

      un abrazo!

      1. Hola Cris,
        Tengo una consulta para hacerte. He intentado mantenerme comiendo solo alimentos crudos variados por unos días, haber que tal. Pero me ha ido horrible, porque paso mucha hambre y me siento cansada. Llegue a la conclusión de que quizás no estoy comiendo suficiente. Mi pregunta concreta es: ¿Como haces para saber, cuantos alimentos ingerir en un día, para mantenerte saludable y tener energía suficiente para todo el día? ¿Que pasa si como demasiado?
        Muchas gracias por compartir tu experiencia.
        Besos

        1. Hola Jessica,

          si te sientes cansada y tienes hambre probablemente no estás comiendo lo suficiente, como bien dices. Todo los cambios, requieren un proceso de adaptación, así que no te preocupes porque acabarás encontrando el equilibrio.

          Por un lado, al comer crudo estás ingiriendo gran cantidad de agua, y te puedes llenar muy rápido con pocas calorías. Poco a poco el estómago se va a adaptando. Por eso te recomiendo incluir batidos verdes o licuados por lo menos una vez al día con gran cantidad de fruta y verdura (1 litro aprox) para garantizar el aporte nutricional y energético.

          La fruta es el alimento perfecto para que sea la base de la alimentación, y en forma de batido te resultará mas facil digerirlo y comerlo.

          Incluye también algo de grasa en forma de frutos secos o semillas, eso si, nunca mezclados con fruta, sino con vegetales para que no fermente. Por la noche lo ideal es cenar una ensalada o una crema fría de verduras y ahí los puedes echar.

          No te preocupes por las calorías ni por comer demasiado, estás comiendo alimentos sanos. Poco a poco también iras aprendiendo a escuchar a tu cuerpo, cada uno tenemos necesidades diferentes.

          en la página de fb suelo compartir recetas que te pueden resultar de ayuda para hacerte una idea de las cantidades.

          También podrías estar cansada al estar eliminando toxinas con el cambio de alimentación. Si el cambio ha sido brusco y tu grado de toxicidad es alto, puedes sentir cansancio incluso malestar, vómitos…

          un beso

  2. soy vegetariana, la rara mas rara de la familia, jojo me encanto tu post, trato de respetar lo mas que puedo a los seres vivos, amo a los animales, por eso trato de no comérmelos, le echo ganitas, me encanta pensar que aunque aun no soy vegana, puedo hacer un pokito la diferencia =) saluditos.

    1. HOla Angelus!

      gracias por tu comment! claro que sí! lo importante son los pequeños cambios. Cada persona es diferene y puede aportar su granito de arena en cualquier ámbito de la vida. un beso!

      yo también fuí siempre la rara y doy las gracias, ya que… no serán ellos los raros? 😉

  3. Entiendo el vegetarianismo como forma de mantener el cuerpo en condiciones más saludables, aunque también tengo claro que tarde o temprano, a todos, independientemente de los alimentos que hayamos ingerido, nos sobreviene la enfermedad y la muerte.

    No comprendo a los que no comen carne para evitar el sacrificio animal, ¿acaso no sacrificamos los vegetales cuando nos alimentamos de ellos? ¿Qué diferencia hay entre una vaca y una lechuga?

    Y que conste que soy amante de los animales y en raras ocasiones como carne (porque no me gusta), pero siempre me ha sorprendido este argumento, que considero totalmente discriminatorio hacia el reino vegetal.

    Como alguien dijo una vez: «No es lo que entra en la boca lo que contamina al hombre; sino lo que sale de la boca; eso es lo que contamina al hombre»…

    Saludos y feliz domingo!!

    1. Hola!
      Yo creo que la diferencia entre la vaca y la lechuga es que la vaca tiene un sistema nervioso que le permite sentir dolor, es un mecanismo de defensa; sería inútil para la lechuga sentir dolor si no puede escapar de él ni hacer nada al respecto.
      Saludos! ☺
      Sandra

      1. jejeje, gracias SAndra! está claro que ni su sistema nervioso y ni su consciencia es la misma, aunque por supuesto son seres sintientes… hasta que podamos vivir de la luz, para mi es la opcion más etica y sostenible

        besitos!

      2. «No comprendo a los que no comen carne para evitar el sacrificio animal»
        Anna, si no eres capaz de comprender algo tan claro y símple es que no puedes comprender nada de nada de cualcquier cosa en absoluto, entonces es inútil explicarte nada.
        Saludos

    2. Ana; Si es verdad eso de que no sabes que diferencia hay entre una vaca y una lechuga, entonces deberías pedir dos citas: Una con el oculista y otra con el psiquiatra.

  4. Hola Cris, acabo de conocer a tu blog! Me parece muy interesante todo lo que dices, yo también estoy escribiendo en un blog http://www.specialmandala.com hablo de yoga, alimentación consciente, cosmética ecológica, etc. pero eso si, en el mundo del crudiveganismo soy más novatilla… podemos decir que en estos momentos soy vegana, poquito a poco iré cambiando a crudi… 🙂 no hay prisa poco a poco el cuerpo lo va pidiendo. La verdad es que con tansolo pasarme a vegana mi cuerpo a notado muchos cambios, todos buenos por supuesto (14 kg menos)! jaja así que con el crudiveganismo… ni me imagino!! :O
    Me parece genial que haya gente como tu que informen a los demás sobre el crudiveganismo… 🙂 la verdad es que tengo un lío de información en mi cabeza que puf jaja pero paciencia…. poquito poco todo llegará jaja

    Un besito guapa!

    Hasta a próxima.

    1. HOla!

      muy chuli tu blog! me encanta, tienes una seguidora más 🙂

      claro que, esa es la idea, escuchar a tu cuerpo y poco a poco ir cambiando de hábitos. Eso sí, no te hinches a soja y seita, que son malísimos 😉 jiji

      Al principio parece muy complicado pero al contrario, complicado era antes con tanta combinación de alimentos, antinutrientes… realmente donde estamos peor informados es de lo mal que comemos en general, así que cuando se reduce a frutas, verduras y semillas todo se simplifica…

      En fin, mucho animo y estamos conectadas!

      besos

  5. Hola Cris!
    Acabo de conocer tu blog y me encanta.
    Soy vegetariano desde hace 14 años y es ahora cuando me estoy introduciendo en el mundo del veganismo y el crudiveganismo.
    Me gustaría que me contases algo sobre la querida B12. ¿Tomas algún suplemento?
    Muchas gracias por compartir tus conocimientos.
    Ya tienes un seguidor más.
    Gracias Cris!!!

    1. Hola Carlos,

      te he mandado un mail con dos documentos sobre la B12. Hay gente que toma espirulina, yo no tomo nada y por ahora la tengo bien. La carencia de esta vitamina no es exclusiva del mundo vegetariano, ya que la fabrica nuestro cuerpo a aprtir de una bacteria que se encuentra en el suelo. Ahora éste está empobrecido y por ello los vegetales no nos aportan dichas bacterias. El problema por tanto lo puede tener también un omnivoro porque la vaca ya no se alimenta como antes de pasto sino con pinesos de soja transgénica y demás..

      gracias por tu mensaje! me alegra que conectes 🙂

  6. Hola! Me encantó tu blog! Desde hace un tiempo he venido intentando ser vegetariana, cada día estoy más segura que es lo mejor. Me ha inspirado mucho leerte!
    Gracias
    [:

  7. Me parece interesantísimo lo que planteás y cómo abordás el tema. Me gusta que hayas marcado el tema del desastre de la soja, y también estoy muy de acuerdo con que la industrias cárnica acarrea miles de trastornos ecólogicos, a parte de la porquería que es la industria alimentaria en general. Pero decir «no creo que tenga derecho a comer seres vivos habiendo otros recursos»… todo lo que comemos está vivo, ¿por qué algunos seres deberían tener mas derechos que otros?. Las platas son el único reino dentro de la biología que no se alimenta de otro ser vivo… No sé. Para mi comer «algo vivo» (por referirme específicamente a lo animal) no es el problema en sí, si no como es manejado el tema en esta etapa de la historia, con sus industrias, negocios y manipulación poco ética. Me gusta mas el argumento «porque me da la gana» y ya.
    En fin. Era un comentario no mas. Muy bueno tu blog.
    Saludos!

    1. Hola Marina,

      gracias por tu reflexión. En efecto hay muchos motivos para elegir no comer animales y alimentarse a base de vegetales. Para mi uno de ellos es el hecho de que sea un ser vivo con sistema nervioso que no sólo siente, sino que sufre. Está claro que las plantas son seres vivos pero con un nivel de consciencia diferente. Personalmente prefiero comer fruta que cae naturalmente del árbol, pero mi moral me permite también comer plantas cortadas. Esto es algo tan personal como nuestras escalas de valores así que no trato de convencer, sino de exponer mis motivos.

      la industria es otro, comer carne no es sostenible a nivel medioambiental, consumo de agua, se podría reducir el hambre en el mundo, por no hablar del sufrimiento al que son sometidos los animales…

      De nuevo gracias por el comentario, un beso

  8. :O Me pasó casí lo mismo, empecé como a los 16 años siendo vegetariana, ahora llevo como 4 años siendo vegana y proximo paso será el crudiveganismo y meta es el frugivorismo 😀

    1. Hola Cecilia!

      claro que sí! es la evolución natural! nuestro organismo el listo y cuando lo desintoxicamos aprendemos a escucharlo y darle lo que nos pide y es lo fisiológico y saludable.

      Yo ahora prácticamente sólo como fruta y no me imagino comiendo otra cosa.

      un beso y feliz año!

  9. jajaja EXCELENTE POST!!! Cuando me empiecen a cuestionar, voy a esbozar una gran sonrisa y los voy a mandar a leer este post!!! Si después de lerlo les interesa el tema, encantada les cuento mi experiencia y les saco dudas, pero si preguntan sólo para molestar y juzgar sin saber, una sonrisa y a otra cosa. Me encanta como escribís!!!

    1. jajajaja, gracias de nuevo Cony! ahora me estoy preparando uno sobre las proteínas, ya que imáginate, cuantas veces tenemos que oir el comentario.. pero si no comes carne, de dónde sacas las proteínas? jejeje

      un besazo!

  10. Hola muy linda experiencia, gracias por compartirla. uno no se siente tan solo en este mundo. me encantaria ser crudivegana al 100% pero por ahora me parece dificil el tema es no pasar de ciertos limites. con el tiempo se va perdiendo el entusiasmo pero creo q se puede ganar en habitos y compartiendo experiencias es un poco mas facil. llevo un par de años de investigacion en el tema y a pesar de q deje el gluten y practicamente los lacteos hace varios años, llevo solo 5 meses de q deje las carnes, refinados y menormente la comida cocida. pero ya pase por todos los altibajos!! pero bueno lo importante es saber cual es el camino q uno quiere seguir.

    1. claro que si Yese! Esa es la idea, mucho mejor una transición poco a poco para ir integrando los cambios. NO hay que obsesionarse, sino informarse y saber en qué punto estamos para no hacer las cosas desde la obligación ni la culpa, ni la restricción, sino desde la conciencia.

      Es mejor cocinar comida sana como verduras, legumbres, granos integrales sin gluten que alimentos tóxicos y refinados.

      Así que estás por el buen camino! un besito y mucho ánimo, gracias por tu mensaje!

  11. Hola!
    Agradezco que hayas hecho esta página, es una guía y un ejemplo para los que quieren vivir de forma saludable.
    Yo intenté ser crudivegana, pero algo habré hecho mal, porque bajé de peso de una forma que dejé de gustarme a mí misma. Me gustaría que me dieras unos consejos para engordar comiendo crudo, he preguntado en Facebook y me dijeron que coma más papa, arroz y pasta, jajaja.
    Empecé a ir al gimnasio porque sé que es saludable, pero tengo un poco de miedo de bajar más de peso.
    Muchas gracias, saludos! ☺
    Sandra

    1. HOla Sandra!

      gracias bonita, me alegro mucho de que te sirva!

      no hay que llegar al 100% crudo, es mejor ir haciendo la transición, para que tu cuerpo se vaya adaptando tanto a la nueva alimentación como al proceso de eliminación de toxinas en el que vas a entrar.

      Por eso sigue comiendo cereales sin gluten, alguna legumbre como las lentejas que son más digestivas, patata cocida, verduras al vapor, y mucha cantidad de crudo.

      un besito y ánimo!

  12. Holaaa!!! 🙂 estoy empezando este estilo de vida, la verdad no tengo mucho y me está resultando dificil dejar alimentos a los que estoy acostumbrada pero no lo dejaré de intentar hasta que lo pueda hacer totalmente.. me gustó mucho tu post! y tengo una duda que ojalá pudieras responderme.. sabía que hay como que horarios para comer ciertas frutas, lo que yo quiero saber es cuál es la cantidad máxima de plátanos que puedo comer al día, y si puedo comerlos en la nochee? graciaaas!!!

  13. Hola Cris! Me ha gustado mucho tu blog, yo desde que tenía 16 años empecé a preocuparme por lo que comía, empecé a comer mas sano y a comer menos carne y a limitar el consumo de azúcares, refinados y harinas. Desde hace sólo cuatro meses mi dieta es ovolactovegetariana, no me ha costado el cambio porque comía poca carne y pescado. En un futuro no muy lejano mi alimentación será vegana, y mas tarde crudivegana, pero todo a su tiempo. Si he subido un peldaño, creo que podré subir hasta arriba. 😉

    Gracias por compartir tu experiencia en este blog, me has ayudado a resolver algunas dudas que tenía, y sobre todo a crear una nueva motivación e ilusión en mí. 🙂

    1. Es perfecto María! la transición hay que hacerla poco a poco, desde el concocimiento, la responsabilidad y la paciencia.

      gracias a vosotros que me motiváis cada día para seguir escribiendo 🙂

      un beso guapa!

  14. Ana; Si de verdad no sabes que diferencia hay entre una vaca y una lechuga, deberias pedir dos citas: Una con el oculista y otra con el psiquiatra.

  15. Hola Cris,

    He leído que algunas chicas se les quita la menstruación cuando comienzan con una dieta crudivegana. Tienes algún conocimiento sobre esto?
    Gracias

Publica un comentario