25 SALSAS CRUDIVEGANAS PARA NUTRIR TU VIDA

Hoy toca uno de esos temas con los que mientras escribo se me va haciendo la boca agua, al ritmo sabrosón. Y no es de música de lo que vamos a hablar, aunque las mezclas que os propongo, podrían asemejarse a tonos musicales que,  uniendose cual melodía, resonarían en nuestras papilas gustativas. Y es que el protagonismo se lo van a llevar hoy 25 recetas de salsas crudiveganas, sus olores, sabores, texturas, aromas, pero sobre todo, sus nutrientes, llenos de vida, sin cocinar, sin sal, sin aditivos y totalmente naturales. Es para echarse unos bailes, o no?

Para mi las salsas son el elemento fundamental en la cocina crudivegana, ya que nos van a servir como base para muchos platos. Sólo tenemos que experimentar, probar, mezclar, disfrutar, y dar rienda suelta a nuestra creatividad. Me hace mucha gracia cuando me preguntan si no me aburro al comer sólo vegetales crudos. Entonces yo no puedo evitar sonreir,  mientras se me vienen a la cabeza multitud de frutas, verduras y frutos secos bailando sobre mi cabeza (sí, sí, tal cual lo véis en la portada del blog) ,  mientras imagino las miles de combinaciones que podemos realizar con todas ellas.

Muchas de estas salsas pueden servir para dar sabor y cuerpo a  ensaladas,  acompañar un plato de raw pasta, dippear o  simplemente tomarlas solas como una sopa fría o crema.  Sólo tendremos que variar su consistencia añadiendo más o menos agua, y su textura (batiendo, triturando…), y así se convertirán en un plato diferente.

Otra de las razones por la que son importantes las salsas, es que, en la mayoría de los casos, deben ser el aporte calórico y nutricional principal de un plato crudivegano. Una ensalada, por muy grande que sea, si no lleva fruta o frutos secos, apenas puede tener unas 300 calorías, ya que la hoja verde y los vegetales tiene sólo de 15 a 30 calorías por 100g. Por ello, una buena salsa con varias piezas de fruta,  aguacate o frutos secos nos va a asegurar que el valor nutritivo del plato sea el óptimo.

En las salsas, como en todas las comidas que hagamos, debemos cuidar las mezclas. Tal y como comentabamos en el artículo reglas básicas para la correcta combinación de alimentos, las frutas no se pueden mezclar con las grasas, así que una salsa dulce no debe llevar frutos secos ni aguacate. Tampoco se deberían mezclar dulce con ácido. Las 25 salsas que a continuación os detallo respetan casi todas la combinación de alimentos. Confieso que en alguna me he saltado las reglas, pero compensa con creces lo que he disfrutado con ella.

Otro aspecto a tener en cuenta es la cantidad de grasas. En las salsas que llevan  frutos secos, semillas, aguacate o leche de coco, es importante que las grasas no superen el 10% del total de calorías diarias. Es decir, unos 40 g de frutos secos, 1 aguacate o 1 vaso de leche de coco al día. Si tomamos más, deberíamos equilibrarlo durante la semana.

No sería necesario añadir hierbas ni especias, pero en la mayoría de los casos os he puesto esa posibilidad para que os resulte más atractivo al paladar. Cuando estamos haciendo la transición a una alimentación crudivegana, echamos de menos los sabores fuertes y concentrados de la comida cocinada. Aquí tenéis 25 alternativas que no os dejarán indiferentes cuando las probéis. Una vez que os vayáis acostumbrando, disfrutaréis más de la simpleza de una crema o un batido con un par de ingredientes.

Yo personalmente cada vez opto por platos más sencillos, aunque de vez en cuando me encanta experimentar con diferentes ingredientes, condimentos o texturas. El agua de mar es un recurso muy útil para no utilizar sal y dar sabor a las salsas.

Pues sin más dilaciones, os presento 25 creaciones de salsas crudiveganas para alimentar el cuerpo y el alma.

Salsas sin grasasalsa crudivegana

salsa2

Salsas con grasa

salsa3

salsa4

Espero que os sirvan como ideas para crear vuestras propias salsas y sobre todo como motivación para introducir cada vez más alimentos crudos en vuestra dieta. Como véis las posibilidades son infinitas. Y por si no os habéis dado cuenta, sólo hay 24 salsas, así que la 25 la pones tú. ¿Con qué salsa cruda deleitarías tu paladar? Dame el gustazo y deja un comentario con una receta de tu salsa favorita.

27 Comentarios

  1. Gracias Cristina voy a intentarlo otros siete dias,lo del crudiveganismo,porque aparte me sentó estupendamente y porque me da la gana y aparte he moderado mi dieta burgervegana

  2. Hola Cris! Aunque haya quien discuta acerca de si el sirope de ágave es crudo o no, para mí es un buen recurso a la hora de hacer salsas. Te dejo dos:
    1. Tahini + sirope de ágave. Una cucharada de cada, mezclar y verter sobre la ensalada.
    2. Tamari + sirope de ágave. ídem anterior.

    Un abrazo!

    1. gracias Eli! Es verdad que el sirope no es de los endulzantes más sanos, pero en pequeña cantidad yo opino que no hay problema y que merece la pena utilizarlo tanto en salsas como en dulces.

      Me apunto las recetas!!!

      un beso

  3. Hola cris!
    Las salsas riquisimas todas! Una duda al respecto que tengo es sobre la fruta acida, por la noche no es recomendable tomarla y queria saber si esto tambien incluye salsas y batidos para cenar que esten elaboradas con frutas ácidas. Me gustaria saber que frutas son recomendables para desayuno comida y cena.
    Muchas gracias

    1. Hola Lydia,

      la fruta ácida es mejor por la mañana para depurar el organismo, la dulce para comer o merendar y por la noche vegetales y ensaladas con grasa.

      por supuesto que si una salsa se hace con fruta ácida, es como tomar la fruta entera, pero no te agobies con esto, no pasa nada si utilizas unan fruta para hacer una salsa por la noche.

      Un beso

  4. Hola Cristina, buenas recetas, empezaré la otra semana a usarlas, hay una que hago, que es rica Mostaza, piña y hojas de albahaca en la batidora y listo, se le puede agregar agua si uno quiere que quede más «líquida», pero mi me gusta espesa…

  5. no entiendo se supone que no se deben mezclar las frutas pero en algunas mezclas papaya con limon ,granada con naranjas y tomate con ciruelas a que se debe?

    1. La mejor seria en grano o molida, ya que es la más natural, pero si es poquito y de vez en cuando puedes utilizar la de bote (mejor eco) aunque tenga algo de vinagre

      besos

  6. Hola!. Geniales todos tus artículos!. Hace 5 meses que soy vegana y me encanta la idea del crudiveganismo asi que este sàbado comienzo un curso de comida crudi en mi país(soy de Argentina) y anticipàndome hice una salsa crudivegana de brocoli y nueces en la procesadora que quedó muy buena. Saludos!!

  7. hola cris , todos tus post son un alimento «pre» y pro 🙂 gracias. me encantan ! queria preguntarte eso de agua de mar es lo mismo de sal marina con agua??. es bueno remplazar la sal convencional por sal marina?

  8. Hola, yo recomiendo la siguiente salsa:
    un aguacate+ un pepino+ una vara de apio + un limón.
    Queda muy suavecita y un poco ácida por el limón…
    Me parece estupendo que introduzcas el agua de mar para las salsas!. En casa la bebemos isotónica y la utilizamos para cocinar.
    Hoy probaré la salsa tuya de piña y curry. Gracias por las ideas

Publica un comentario