EL AIRE: TU NUTRIENTE ESENCIAL

Cuando hablamos de nutrición, lo primero que pensamos es en los alimentos que ingerimos, y aunque, por supuesto, que la alimentación es uno de los pilares clave para tener salud y calidad de vida, nos estamos olvidando de los dos nutrientes esenciales: el agua y el aire

El agua, sería nuestro segundo alimento, del que hablo en este artículo, y más profundamente en este documento.

Y del primero, vamos a hablar, hoy, el aire. Y digo el primero porque, así como podemos estar hasta 40 días sin comer y 7 días sin beber, apenas podemos estar 1 o 2 minutos sin respirar. 

El planeta, la naturaleza, el ser humano, nuestras células, todos los sistemas de la naturaleza guardan un equilibrio tan perfecto, que da que pensar que hay algún arquitecto detrás de su estructura. 

Entonces, llega el ser humano, y rompe ese equilibrio… Y todo lo que hacemos al planeta, nos llega de vuelta . Actualmente, el aire que respiramos, el agua que bebemos y la comida que comemos, están llenas de cientos de tóxicos y contaminantes químicos y biológicos, que son letales para nuestra salud y calidad de vida. Desequilibrio en el planeta = desequilibrio en el ser humano. Estamos acabando con el planeta, a la vez que nos estamos enfermando y perdiendo la salud.

El cocktel de sustancias y su efecto acumulativo en nuestro organismo, evidentemente no pasa inadvertido, afectando al correcto funcionamiento de órganos, tejidos y sistemas. Un cuerpo intoxicado no es eficiente a nivel depurativo, los órganos, sangre, conexiones neuronales, tejidos, se saturan de tóxicos y no funcionan al 100%. Y eso da lugar a numerosos desequilibrios o enfermedades, a la perdida de energía vital, ansiedad, acumulación de grasa, depresión….

Lo que me dejó más impactada cuando empecé a estudiar sobre el aire, fue que, precisamente nuestro hogar, en el que deberíamos estar protegidos, es el área más peligrosa para respirar, ya que el aire de nuestra casa está 10 veces más contaminado que el exterior. Respirar aire contaminado es la cuarta causa de muerte, una de las principales de reducción de esperanza de vida, y el equivalente a fumar a diario.

Por ello, es de vital importancia que nosotros tomemos medias en 3 direcciones:

  • Reducir los contaminantes que emitimos. Como dato a tener en cuenta, un hogar generan más tóxicos que los automóviles.
  • Desintoxicar nuestro cuerpo de los toxicos acumulados, causantes de todo tipo de alergias, enfermedades crónicas, degenerativas, neuronales, respiratorias, desordenes hormonales, digestivos, emocionales… e incluso cáncer, parkinson, alzheimer…

Todos estos temas, los investigamos y divulgamos, junto con el equipo de profesionales de la salud de The People Up. Gracias a este artículo redactado junto hogar verde y saludable, conocerás la verdadera dimensión de este fenómeno, sus efectos y más información importante sobre la calidad del aire que toda persona debería descubrir. En este artículo, entrevisto a una médico especializada en tóxicos en el hogar, salud preventiva y alergias para seguir concienciando sobre la importancia de respirar aire puro.

Contaminación en el mundo

La contaminación del aire es más letal de lo que se calculaba hasta ahora.  Se sitúa como la cuarta causa de mortalidad a nivel mundial con 7 millones de fallecimientos —1 de cada 8 del total de muertes en el mundo-, según la Organización Mundial de la Salud (OMS) [1], responsable de más fallecimientos que el alcohol, la desnutrición y las drogas. “La contaminación atmosférica constituye en la actualidad, por sí sola, el riesgo ambiental para la salud más importante del mundo”. [6] 

  9 de cada 10 personas en el mundo respiran aire insalubre, lo que se traduce en el 92% de la población. Por ello, «Con estos datos y con la información de que disponemos tenemos que advertir de que estar expuesto a un aire muy contaminado es equiparable a fumar«, ha explicado el doctor Carlos A. Jiménez, presidente de SEPAR.[2] 

Un estudio publicado en el European Heart Journal va más allá y sitúa el número en 8,8 millones. Con estos nuevos cálculos, la polución sería más letal que el tabaco. [3] 

«Tenemos que advertir que estar expuesto a un aire muy contaminado es equiparable a fumar»

En Europa

En Europa se producirían, 790.000 fallecimientos de este tipo en todo el territorio y 659.000 en UE de los 28. De ellas, entre el 40 y el 80% se debieron a enfermedades cardiovasculares (ECV), como infartos y accidentes cerebrovasculares o ictus. El informe asegura que la contaminación del aire causó el doble de muertes por ECV que por enfermedades respiratorias[3] 

«La contaminación del aire tiene efectos importantes sobre la salud de los europeos, particularmente en las zonas urbanas», ha resaltado la Agencia Europea del Medio Ambiente. «Sigue siendo el riesgo de salud ambiental más grande en Europa«, ha añadido. 

El Tribunal de Cuentas de la Unión Europea (TCE) lanzó la alerta el pasado mes de septiembre: «la salud de los ciudadanos europeos no está suficientemente protegida». En su primer informe sobre la contaminación del aire, este organismo calificaba como «poco exigente» la actual legislación comunitaria ante «el mayor riesgo medioambiental» que afronta el continente [5] 

En todo el mundo, la contaminación del aire es responsable de 120 muertes prematuras por cada 100.000 habitantes al año. Europa supera este ratio, alcanzando los 133 fallecimientos, debido a una combinación de mala calidad del aire sumada a una densa población, “lo que conduce a una exposición que se encuentra entre las más altas del mundo”, explica Jos Lelieveld 

En esa Europa más desarrollada, Alemania cosecha el peor resultado con 154 muertes, lo que implica una reducción de 2,4 años en la esperanza de vida; seguida por Italia con 136 

«La contaminación en el aire sigue siendo el riesgo de salud ambiental más grande en Europa» Agencia Europea del Medio Ambiente

En España

La contaminación del aire causa 10.000 muertes al año en España en su dato más conservador, una cifra que supera ampliamente a las 1.700 por accidentes de tráfico, según alertó recientemente la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (Separ). 

La contaminación creció en España en 2017. De manera general, subió la polución del aire para todos los tóxicos que se rastrean y en todo el territorio, según la recopilación de datos oficiales que ha hecho Ecologistas en Acción.[20] 

Ya sea por uno u otro contaminante, en más de la mitad de la superficie de España se incumplen los límites que marca Bruselas[14] 

El Banco Mundial calculó en 2013 el coste económico de la mortalidad y la pérdida de jornada de trabajo por la contaminación para España: 38.000 millones de euros[20] 

 En más de la mitad de la superficie de España se incumplen los límites que marca Bruselas

Recientemente se anunció que la Comisión Europea presentará una denuncia contra España ante el Tribunal de Justicia de la Unión Europea, que la expone a una sanción millonaria, por no haber hecho lo suficiente para disminuir la contaminación del aire.  

Tras años de avisos, ultimátums y perdones in extremis, Bruselas ha dicho basta: «el incumplimiento constante de los límites de contaminación atmosférica correspondientes al dióxido de nitrógeno, supone un riesgo sanitario grave«. Los problemas se centran, según Bruselas, en tres zonas: Madrid, Barcelona y Baix Llobregat. [18][15] 

Además, este problema tiene un efecto colateral: el gasto sanitario por enfermedades agravadas por la contaminación atmosférica supera ya los 1,2 billones de euros en Europa[19] 

Efectos

«Los riesgos debidos a la contaminación atmosférica son superiores a lo que previamente se pensaba o entendía, en especial para las cardiopatías y los accidentes cerebrovasculares»

“Respirar aire contaminado afecta al aparato respiratorio en varios escenarios”, explica Ramón Fernández, especialista en Medio Ambiente de la Sociedad Española de Neumología (Separ). “Aumenta los síntomas de los enfermos respiratorios, con asma o EPOC, y provoca exacerbaciones y hospitalizaciones. Es el responsable de accidentes vasculares tanto en el área cerebrovascular (ictus) como eventos coronarios (infartos). También tiene potencial cancerígeno”, enumera. [14] 

El profesor Thomas Münzel, coautor del estudio del departamento de Cardiología del Centro Universitario de Mainz, recuerda en un comunicado que la polución del aire “provoca daños en los vasos sanguíneos” lo que conduce a “un aumento de la presión arterial, diabetes, derrame cerebral, ataques al corazón e insuficiencia cardiaca”. En los días que los índices de contaminación superan los límites establecidos aumentan los ingresos hospitalarios, las consultas médicas y las atenciones en urgencias, especialmente de los enfermos crónicos respiratorios: asmáticos y pacientes con EPOC. [7] [12] 

Las enfermedades cardíacas y los accidentes cerebrovasculares son las razones más comunes de muerte prematura atribuibles a la contaminación del aire y son responsables del 80% de los casos de muerte prematura; siguen enfermedades pulmonares y cáncer de pulmón [8] 

Un experimento plantea que la polución provoca obesidad. Los expertos lo atribuyen a cambios metabólicos y procesos inflamatorios desencadenados por las partículas nocivas en suspensión. [11] 

 Muertes debidas a la contaminación atmosférica – desglose por enfermedad: 

  • 40% – cardiopatía isquémica 
  • 40% – accidente cerebrovascular 
  • 11% – neumopatía obstructiva crónica (EPOC) 
  • 6% – cáncer de pulmón 
  • 3% – infección aguda de las vías respiratorias.[6] 

Las enfermedades cardíacas y los accidentes cerebrovasculares son las razones más comunes de muerte prematura atribuibles a la contaminación del aire

Aire en interiores

Según la OMS, la población de las ciudades pasa entre el 80 y el 90% de su tiempo en ambientes cerrados, cuyo aire está contaminado en mayor grado, lo que puede ocasionar graves problemas para la salud. 

Cocinar, limpiar y otras actividades domésticas de rutina generan niveles significativos promedio de químicos volátiles y particulados dentro del hogar, lo que lleva a niveles de calidad del aire interior a la par con una ciudad muy contaminada, según investigadores de la Universidad de Colorado Boulder, en Estados Unidos. 

Incluso las tareas básicas como hervir agua sobre un fuego o el simple hecho de hacer tostadas contribuyen a altos niveles de contaminantes del aire gaseosos y eleva los niveles de partículas «mucho más alto de lo esperado», con impactos negativos en la salud.[24] 

«El problema es que los lugares que las personas consideran más seguros son en los que se exponen a mayores elementos contaminantes», advierten desde la EPA (Agencia de Protección Ambiental estadounidense), y aportan datos: el aire interior está de 2 a 5 veces más contaminado que el exterior. En algunos sitios, como en ambientes cerrados, esta proporción puede ser mucho más elevada donde pueden llegar a ser de 10 a 100 veces más elevados que las concentraciones exteriores

Este hecho es perfectamente comprensible si pensamos en que el aire de nuestras casas viene del contaminado aire exterior y, a diferencia de este, queda concentrado sobre todo si no hay una buena ventilación con corrientes de aire. A este aire contaminado se le añaden los tóxicos propios del interior.

Los problemas de la calidad del aire interior son especialmente complejos y están interrelacionados: grupos heterogéneos de contaminantes, difícil relación causal, escaso conocimiento científico de nuevas moléculas de síntesis, etc.[10] [25] 

Con respecto a los contaminantes del aire interior, podemos decir que, aunque algunos de ellos proceden de la contaminación atmosférica exterior, lo cierto es que, la mayoría se liberan dentro del propio edificio. Contrariamente a lo que se piensa, la EPA (Environmental Protection Agency) estima que las personas sufren el 72% de la exposición a los contaminantes químicos cuando están en espacios interiores.[13] 

Existen diversos tipos de contaminantes del aire interior. Por un lado, los contaminantes químicos como los compuestos orgánicos volátiles (COV), el dióxido de carbono o el monóxido de carbono, entre otros, que pueden ser emitidos tanto por fuentes de origen humano como por fuentes naturales, y por otro lado los contaminantes biológicos que pueden tener su origen en un deficiente mantenimiento de los sistemas de climatización, aire acondicionado y ventilación (humidificadores, torres de refrigeración, etc..) y que también pueden tener origen en la actividad humana. 

Una de las fuentes de mayor toxicidad son los productos químicos, que se aplican a los muebles (como pintura, laca o barniz), así como en detergentes y otros líquidos de limpieza, que emiten infinidad de compuestos volátiles dañinos para la salud. 

“Los niveles de calidad del aire interior están a la par con una ciudad muy contaminada. Está de 2 a 5 veces más contaminado que el exterior.” 

Tipos de contaminantes

España tiene problemas, sobre todo, con tres contaminantes: el dióxido de nitrógeno (NO2), generado por los vehículos y que afecta a grandes núcleos urbanos, que provocan alrededor de 6.000 muertes al año en España; las micropartículas (PM10 y PM2,5), compuestas de polvo, ceniza, hollín y sustancias similares, producidas también por el tráfico (en mayor medida por combustible diésel) además de por las calefacciones, la industria y la construcción, que causan 2.600 muertes anuales y el ozono troposférico (O3), con más de 500 fallecimientos, un contaminante muy particular: se forma a partir de otros cuando hace buen tiempo y se desplaza largas distancias. Por eso afecta a lugares donde la contaminación parece impensable, como la Sierra Norte de Madrid. 

Este tridente «tiene un alto impacto en la salud, pero también en la economía», explica la Agencia Europa de Medio Ambiente: «Acortan la vida, reducen la productividad e incrementan los gastos sanitarios» 

Otros contaminantes son el dióxido de azufre; el monóxido de carbono, o el plomo. Si se aplica el baremo de la OMS, el volumen de población afectada se dispara: 38 millones para el ozono, que se extiende, además, por 442.000 km2 en una concentración dañina para los ecosistemas. 30 millones personas respiran aire con altos niveles partículas y 29,7 millones inhalan las micropartículas más pequeñas, menores a 2,5 micras. También muestran valores altos el azufre o el benzopireno. Estos dos últimos tóxicos no presentan datos ilegales pero sí una tenencia al alza «preocupante», dice el coordinador del informe, Miguel Ceballos [20]

Reducción de la esperanza de vida

El informe ‘State Global Air: contaminación del aire y salud’ de este abril, muestra que respirar aire tóxico -tanto dentro como fuera de la vivienda- reduce la esperanza de vida 20 meses, casi lo mismo que se ve reducida la esperanza de vida de un fumador, 21 meses, según informa Telegraph [4] 

 La European Heart Journal estima que la esperanza de vida media de los europeos se reduce en más de dos años[3] 

De esta forma, comprobaron que un incremento de 5 microgramos por metro cúbico en la concentración de partículas PM10 producía una pérdida de casi un año de vida, y un aumento de 2 microgramos por metro cúbico en la concentración de partículas PM2.5 una reducción de siete meses de vida. [21] 

Un estudio realizado en la Universidad de Aarhus (Dinamarca), y publicado en la revista Ecological Indicators, va mucho más allá y asegura que “el aumento de la contaminación del aire con partículas de hasta 10 microgramos por metro cúbico reduce la esperanza de vida de las personas expuestas a la polución una media de entre 9 y 11 años, cuando se pensaba que lo hacía entre uno y dos años”.[22] 

“La asociación entre contaminación y mortalidad es una evidencia; hacerle frente debería ser una prioridad” 

Grupos de riesgo

Niños, ancianos y enfermos respiratorios crónicos, del corazón o de salud frágil suponen los grupos más vulnerables a estos efectos. 

Los niños que viven cerca de vías con exceso de tráfico presentan menor desarrollo pulmonar. De este modo, la contaminación es la causa de más del 50% de los casos de neumonía infantil.[1] 

Los picos de polución se corresponden con un aumento de ingresos hospitalarios de niños. La relación es lineal, según las conclusiones de un estudio hecho con los datos de seis años de altas en el Hospital Niño Jesús de Madrid, lo que indica que las consecuencias en salud se relacionan directamente con la variación de las condiciones ambientales.[16] 

El 33 % de los casos de asma infantilson provocados por la contaminación, en especial por las partículas PM 2,5. De acuerdo a este estudio, hasta el 11% de los nuevos diagnósticos podrían ser evitados. [23] 

Además, hasta un 8% de consultas e ingresos pediátricos,4.000, podrían evitarse en la Comunidad de Madrid con un aire menos contaminado. [17] 

Un estudio liderado por el Instituto de Salud Global de Barcelona ha revelado que la contaminación atmosférica que afecta a los niños puede provocar daños en su desarrollo cognitivo.

En concreto, han visto que la exposición a las partículas PM2.5 y al carbono negro está asociada con una reducción en la memoria de trabajo.[26]

Además, pueden influir en el desarrollo del feto durante la gestación, causando patología respiratoria. 

Bibliografia


[1] https://www.publico.es/sociedad/contaminacion-aire-contaminacion-causa-10000-muertes-ano-espana-accidentes-trafico.html 

[2] https://www.separ.es/sites/default/files/SEPAR%20NP%20medio%20ambiente%20y%20salud%20%284%20jun%2019%29.pdf 

[3] https://www.abc.es/salud/enfermedades/abci-contaminacion-aire-causa-mas-muertes-tabaco-201903121100_noticia.html 

[4] https://www.antena3.com/noticias/sociedad/contaminacion-atmosferica-reduce-esperanza-vida-meses-video_201904205cbb14b80cf2f8f105e9167e.html 

[5]https://www.elmundo.es/ciencia-y-salud/salud/2019/03/12/5c8783ea21efa0bf048b4584.html 

[6] https://www.who.int/es/news-room/detail/25-03-2014-7-million-premature-deaths-annually-linked-to-air-pollution 

[7] https://elpais.com/sociedad/2019/03/12/actualidad/1552394039_304954.html 

[8] https://www.eea.europa.eu/publications/air-quality-in-europe-2016 

[9] https://spip.ecologistasenaccion.org/IMG/pdf/informe-ozono-2016.pdf 

[10] http://www.madrid.org/cs/Satellite?blobcol=urldata&blobheader=application%2Fpdf&blobheadername1=Content-disposition&blobheadername2=cadena&blobheadervalue1=filename%3DPDF_baja_aire_impresion_Dir_Gral_1_julio_2011.pdf&blobheadervalue2=language%3Des%26site%3DPortalSalud&blobkey=id&blobtable=MungoBlobs&blobwhere=1310681703755&ssbinary=true 

[11] https://www.muyinteresante.es/salud/articulo/la-polucion-provoca-obesidad-981456392654 

[12] https://sanitasdatasalud.es/las-visitas-a-urgencias-por-problemas-respiratorios-estan-relacionadas-con-la-contaminacion-atmosferica/ 

[13] https://espanol.epa.gov/cai 

[14] https://elpais.com/sociedad/2018/11/02/actualidad/1541163386_741132.html 

[15] https://elpais.com/politica/2017/09/25/actualidad/1506337558_416033.html 

[16] https://elpais.com/sociedad/2019/01/23/actualidad/1548269983_578424.html?rel=str_articulo#1564778516495 

[17] http://www.telemadrid.es/programas/120-minutos/Espana-europeo-numero-muertos-contaminacion-2-2076112388–20181213012812.html 

[18] https://elpais.com/sociedad/2019/07/25/actualidad/1564031303_422100.html 

[19] https://cadenaser.com/ser/2019/07/02/ciencia/1562081104_063635.html 

[20] https://www.eldiario.es/sociedad/Vuelve-contaminacion-Espana-incapaz-polucion_0_784271909.html 

[21] https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27871798 

[22] http://www.rtve.es/noticias/20170710/contaminacion-del-aire-acorta-esperanza-vida-hasta-10-anos/1579082.shtml 

[23] https://es.euronews.com/2019/08/09/el-33-de-los-casos-de-asma-infantil-son-provocados-por-la-contaminacion 

[24] https://www.laverdad.es/sociedad/contaminando-aire-respiras-20190218123608-nt.html 

[25] https://www.revistacircle.com/2018/11/06/contaminacion-en-casa/ 

[26] https://www.correofarmaceutico.com/investigacion/la-contaminacion-atmosferica-de-camino-al-colegio-puede-danar-el-desarrollo-cognitivo-del-nino.html

 

  •  

Publica un comentario