COMPLEMENTACIÓN PARA EL SISTEMA INMUNE

En el anterior artículo os hablaba de la importancia de tomar complementos a base de plantas orgánicas y de cómo debemos adaptarlos en función de la situación personal y necesidades.

Ahora más que nunca necesitamos un sistema inmune fuerte que nos permita defendernos de las amenazas externas. En este sentido hay varias vitaminas y minerales que nos ayudan a potenciar nuestras defensas y que tienen un efecto directo en nuestro sistema inmune.

Vitamina C

La vitamina C ayuda a combatir los agentes patógenos incluso en una fase muy temprana de invasión en el cuerpo por mejorar la respuesta inmunitaria.

Esta vitamina se enriquece en los glóbulos blancos y puede mejorar su función antibacteriana.

Los estudios muestran que los niveles de vitamina C bajan considerablemente durante una infección. Existen indicios de que una administración adecuada de vitamina C puede reducir en parte la frecuencia y duración de infecciones de las vías respiratorias y resfriados.

La vitamina C tiene efectos en el sistema inmunitario que incluyen:

* Mantener el estado oxidativo de las células y proteger contra las especies reactivas del oxígeno, que matan virus y bacterias.

* Proteger del año excesivo por radicales libres.

* Mejorar la función fagocítica, que es el mecanismo del cuerpo para eliminar las partículas virales y las bacterias. La fagocitosis y la generación de especies reactivas dentro de las células y por esa razón es que mejora la capacidad de los leucocitos de matar microbios.

* Estimular las funciones de los leucocitos. La vitamina C aumenta el proceso de apoptosis para que se eliminen los leucocitos que ya no sirven y los nuevos fluyan bien. Los leucocitos son parte del sistema inmunitario del cuerpo y ayudan a combatir infecciones y otras enfermedades.

Vitamina D

Además de desempeñar un papel fundamental en la regulación del metabolismo del calcio y el fosfato, la vitamina D también ejerce una función decisiva en la defensa inmunitaria.

En la mayoría de los casos, desarrolla sus beneficios junto con la vitamina A.

Si los niveles de vitamina D son bajos, las células asesinas del sistema inmunitario, las células T, no pueden activarse, por lo que no pueden luchar contra los agentes patógenos que se encuentran en el cuerpo. Sólo cuando pasan de ser células normales del sistema inmunitario a convertirse en células asesinas son capaces de eliminar a los invasores.

Por lo tanto, la carencia de vitamina D parece estar asociada a un mayor riesgo de padecer infecciones del aparato respiratorio superior.

Resultados de investigaciones aportan indicios de que una administración adecuada de vitamina D puede reducir el riesgo de infección.

Antes de que se inventaran los antibióticos, se trataba a los pacientes de tuberculosis con aceite de hígado de bacalao y rayos UV. Los motivos por los cuales esta terapia funcionaba los descubrieron los médicos muchos años después.

Hoy en día se sabe que estos remedios aportan gran cantidad de vitamina D, que a su vez facilita la formación de catelicidina, una sustancia antimicrobiana producida por el propio cuerpo y que actúa contra las bacterias de la tuberculosis.

Si los niveles de vitamina D son bajos, las células asesinas del sistema inmunitario, las células T, no pueden activarse, por lo que no pueden luchar contra los agentes patógenos que se encuentran en el cuerpo.

Vitamina A


La ascendente predisposición a padecer infecciones se explica debido al papel de la vitamina A en la formación de una mucosa intacta en las vías respiratorias.

Las mucosas forman una barrera natural que tienen que atravesar los cuerpos que transportan infecciones por la boca y la faringe.

Una ingesta insuficiente de vitamina A provoca que los cilios de las mucosas de la nariz y los pulmones se vuelvan inmóviles y por lo tanto dejen de cumplir su función. Sólo los cilios móviles son capaces de expulsar gérmenes intrusos u otras sustancias nocivas que accedan a las vías respiratorias antes de que puedan causar enfermedades. Con la reducción del movimiento de los cilios se forma además una mucosidad más espesa, medio de cultivo ideal para agentes patógenos.

También la mucosa intestinal tiene una importante función de barrera, y la vitamina A participa de forma decisiva en su efecto protector contra gérmenes patógenos al mismo tiempo que tiene un efecto directo sobre el sistema inmunitario, al influenciar en la formación de los glóbulos blancos.

Además se considera que la vitamina A tiene un efecto directo sobre el sistema inmunitario, al influenciar en la formación de los glóbulos blancos. Esto es así especialmente en el caso de los linfocitos, que producen anticuerpos que ejercen un efecto protector en el conducto digestivo.

Zinc

Es un nutriente esencial para nuestra salud, este micronutriente está presente en todas las células del organismo e interviene en más de 300 reacciones enzimáticas. Además, ayuda al sistema inmunitario a combatir las bacterias y virus que invaden al organismo. El cuerpo también necesita zinc para fabricar proteínas y el ADN, el material genético presente en todas las células.

El zinc participa en la apoptosis -muerte celular coordinada genéticamente-, un proceso de regulación celular fundamental con consecuencias en el desarrollo y el crecimiento, como también en una serie de enfermedades crónicas.

Además, desempeña un importante papel en los resfriados comunes, reduciendo el periodo de duración y síntomas.

Microorganismos regeneradores 

Es muy importante  limpiar las suciedades que se acumulan en las paredes del intestino durante los años debido a la ingesta de azúcar, harinas, químicos … En la Biopelícula que se forma alrededor del intestino se acumulan tóxicos, metales pesados, químicos, parásitos, bacterias etc. Esta Biopelícula emite estos tóxicos a la sangre durante todo el día.

Actualmente necesitamos repoblar la flora intestinal dañada, ya que hay un desequilibrio entre los organismos patógenos y regenerados.

Los Microorganismos Regeneradores se alimentan de esta suciedad de esta Biopelícula tóxica y ayudan a:

  • Fortalecer la flora bacteriana
  • Estabilizar el Sistema Inmunológico
  • Limpiar el intestino

Si el intestino esta limpio se produce una sangre de mayor calidad y esto ayuda a tener:

  • una mejor piel
  • a los órganos más vitales
  • a la producción de Serotonina (hormona de la felicidad)
  • a tener un cabello más fuerte y brillante
  • a una uñas más sanas
  • a una mejor vista
  • y a muchas más cosas que tienen que ver con la calidad de la sangre

Este complemento tiene 14 Aminoácidos esenciales, Vitaminas E, A y B; y Minerales como Magnesio, Cromo, Hierro, Boro, Fósforo, Cobalto …. , además Omega 3, 6, 9, y miles de millones de bacterias acido lácticas.

Los complementos que yo recomiendo son de marca nutrilite, los podéis encontrar con descuento en mi tienda, pinchado aquí

Publica un comentario