¿CUÁL ES LA MEJOR DIETA?

Cris, entonces .. ¿es mejor la dieta crudivegana, la keto, la macrobiótica?

Llevo muchos años recibiendo esas preguntas. Y lo cierto es que si tuviese que responder sería, todas, y ninguna.

Muchas veces pretendemos que nuestro guru de confianza, terapeuta, influencer o referente, nos de fórmulas mágicas, sin embargo, como todo en esta vida, la clave es tener conocimiento, y tomar las decisiones de manera responsable que mejor se adecuen a nuestros objetivos y se adapten a nosotros.

La evidencia científica demuestra que las dietas basadas en plantas son las que mejoran los diferentes marcadores de salud.

Frutas, verduras, semillas, granos, legumbres, algas, germinados. Ya de por si nos va a aportar los micronutrientes necesarios, antioxidantes, fitoquimicos, hidratación, eficiciencia energética, alcalinidad.

A la hora de elegir los alimentos hay que valorar lo que nos da y lo que nos quita. Por eso los alimentos vegetales y sobre todo las plantas, son las que más nutrientes tienen, con el menor gasto energético, toxicidad, deshechos metabólicos…

Aqui van alguna pautas para que apliquemos de manera general:

  • Alimentos orgánicos. Los herbicidas son veneno que alteran nuestras hormonas, conexiones neuronales y producen enfermedades como el cáncer.
  • Alimentos alcalinos = comida real basada en plantas
  • Incluir crudo en forma de jugos, batidos o ensaladas.
  • Densidad nutricional. Realación entre nutrientes y calorías. Por eso hay superalimentos como la chía, kale, espirulina muy densos, que debemos primar frente a otros como las harinas.
  • Cuando cocinemos, a baja temperatura o métodos de cocción no agresivos
  • Tomar variedad de colores para tener todos los fitonutrientes
  • Tomar variedad de alimentos para tener los micronutrientes y tomar complementos orgánicos
  • Tomar grasas saludables, al menos un 20%
  • Tomar proteína de buena calidad, con todos los aminoácidos (no tiene por qué ser en la misma comida). Al menos 1 g por kg de peso
  • Buena combinación de alimentos
  • Comer el menor numero de veces posible
  • Practicar ayuno intermitente
  • Cenar al menos 3 horas antes de dormir
  • No procesados, refinados, alcohol, tabaco…

Con esas bases, vamos podemos ir adaptando los porcentajes  de macronutrientes, de crudo,  y las recetas, en función del momento personal, estación del año, o circunstancias o necesidades específicas.

Por ejemplo, si hago deporte de fuerza, necesito más carbohidratos, y más proteína.

Si es verano, aumento el crudo, y en invierno, más caldos o grasa.

Y desde ahí utiizamos las “dietas terapéuticas” o funcionales para mejorar nuestro estado de salud..

Si tengo problemas hormonales, digestivos, necesito perder grasa, o quiero resetear mi cuerpo, me va a venir fenomenal hacer la dieta keto ciertos meses al año.

También hacer ayunos mas prologados, o hacer una detox a crudo.

A nivel metabólico, también es importante entender que alimentos nos sientan mejor, y por eso hay personas que les pueden llevar a largo plazo dietas más altas en fruta y otras más altas en grasa.

 

 

Publica un comentario