Presentación del blog y breve introducción al crudiveganismo

Pues aquí estoy, el primer post de este blog, después de llevar tiempo con el run run en la cabeza, miles de ideas sobre las que escribir, animada por mis amigos (para que escriba en vez de darles la brasa), y por fin me he lanzado. Y ahora, por ¿dónde empezar?

Lo más fácil quizá sea explicar por qué he creado este blog. Por ahora, por amor al arte, y a mi pasión por la alimentación de una manera consciente, es decir, no simplemente para llenarnos el estómago, sino comprender que todo lo que ingerimos tiene un efecto en nuestro cuerpo y mente. Que necesitamos un nivel adecuado de micro y macro nutrientes, y que el mejor sistema inmune lo podemos crear nosotros eliminando ciertos productos de nuestra dieta, o disminuyendo su consumo.

En este tiempo me he dado cuenta del desconocimiento que existe sobre la industria alimentaria, debido a la falta de información, y de que muchas de las enfermedades que tenemos, son causa de una mala alimentación. Por supuesto que hay factores genéticos, pero precisamente sobre el qué más fácil podemos actuar es en lo que comemos. También pienso que el mejor sistema inmune es nuestro cerebro y pensamientos, pero de eso habría que escribir otro blog.

Por eso siento que tengo que compartir estos conocimientos con el mayor número de personas e intentar generar, al menos la curiosidad sobre muchos aspectos que seguro que no habías reparado.

Yo misma llevo siendo vegetariana desde los 16 años y creía que mi alimentación era buena, hasta que profundicé un poco más y por eso tomé la decisión de llevar una alimentación cruda y vegana. En otro post explicaré por qué y cuales son los beneficios de la comida viva.

¿A quién va dirigido este blog?

Pues realmente a todo el mundo, ya que todos comemos un par de veces al día como mínimo y nos gusta estar más sanos, en forma y con energía. Aunque, siendo realistas, y aplicando la clave básica del marketing y el concepto del público objetivo, si has llegado a este blog, (sin contar a amigos ni familiares) sea probablemente porque no sólo quieras sentirte mejor y te apetezca curiosear, sino también porque tengas ganas y estés motivado para introducir algún cambio en tus hábitos alimentarios.

Y por supuesto a los vegetarianos, veganos, crudiveganos que quieran conectar, compartir y crear conmigo una nueva consciencia y cambio de paradigma en la alimentación. No pretendo convencer a nadie ya que cada uno tiene su realidad y se encuentra en un proceso determinada, pero si compartir mis experiencia porque creo que es la alimentación más beneficiosa para el ser humano y la que está en equilibrio con nuestro sistema interno y con el medio ambiente.

Dicho todo esto, y como siempre les digo a mis amigos, no se trata de hacer un cambio radical, si no de ir introduciendo la mayor cantidad de alimentos vivos en nuestra dieta, ya que son los que mayor aporte nutricional tienen.

Y ahora la pregunta del millón:

¿Qué incluye la comida crudivegana o viva?

Alimentos sin cocinar y vegetales, es decir frutas, verduras, hortalizas, frutos secos, semillas, germinados y aceites vegetales. Además lo ideal es que sean ecológicos para no ingerir los tóxicos y químicos provenientes de los plaguicidas y pesticidas, y porque además los productos químicos también actúan sobre el nivel de nutrientes, disminuyéndolo en gran parte.

Cualquier alimento cocinado por debajo de 42º (o la temperatura del sol), ya que se elimina una cantidad importante de nutrientes. Por lo tanto los alimentos deshidratados a menos de esta temperatura también se incluirían, así como frutas secas.

Todos los demás alimentos no son óptimos para el ser humano (esto lo explicaré en los siguientes post).

¿Qué alimentos no incluye?

Cualquiera cocinado por encima de los 42º, productos de origen animal, huevos y lácteos, cereales y legumbres, (las más perjudiciales son trigo y soja), gluten, azúcar, sal refinada, edulcorantes y alimentos procesados.

Otro aspecto fundamental es el % de macronutrientes, es decir, carbohidratos, proteínas y grasas. Yo soy partidaria de 80, 10, 10 y recomiendo el libro del Dr. Douglas Graham para los que quieran profundizar más sobre el tema. Muchos crudiveganos ingieren un alto porcentaje de grasas de frutos secos y semillas, cuando la dieta hay que basarla en carbohidratos, y en su mayoría frutas, que es la que nos da el aporte energético, vitamínico y la que es mejor digerida por nuestro organismo.

Espero que os haya resultado útil este post. Yo la verdad que me he quedado muy a gusto escribiéndolo, y ya tengo mono del siguiente. 😉

12 Comentarios

  1. Hola Cristima,

    Aunque ya me habías comentado sobre la alimentación crudivegana, no sabía por ejemplo, lo de la tempeeatura al cocinar.
    Esperaré más info en tu próximo post.

    Chao,

    Alex

      1. Me encanta tu idea, me encanta la forma en la que te expresas. La verdad es que si le diéramos mas importancia a lo que comemos, otro gallo nos cantaría.

  2. Los Blogs pienso que son como tener un hijo, hay que cuidarlos y mimarlos para su buen desarrollo y estoy seguro que tu serás una muy buena mamá ;).

    Aunque no soy crudivegano, ni siquiera vegetariano seguiré tu Blog con atención solo por el trabajo que vas a realizar. Quizá me hagas plantearme algunas cuestiones.

    Un beso muy grande y suerte con el proyecto!. Ya queremos el siguiente post.

    1. muchas gracias Elohim por tu comentario! Precisamente el blog es sobre todo para no crudiveganos, ya que la mayoría ya saben muchos temas de los que voy a hablar. Detrás de este concepto no sólo hay una forma de alimentación, si no una llamada a la acción para. cambiar aspectos del sistema relacionado con la industria alimentaria (químicos, transgénicos, daños medio ambientales. Esto te resuena más eh? 😉 de nuevo mil gracias y un beso fuerte.

  3. Hola me encanta tu blog, poco a poco estoy cambiando mi alimentación, cada vez un poco mas cruda. Siguiendote. Saludos y gracias

    1. Gracias Conny! esa es la idea! sobre todo dejar de tomar alimentos que nos fisiológicos y nos ensucian y cargan de toxinas, y por otro introducir más crudo.

      un beso!

Publica un comentario