Cuando cantar amansa a las fieras, clases de canto para dejar de roncar

El artículo de hoy está escrito por Antonio Molina. Amante de los viajes y la lectura, piensa que la lectura es el deporte de la mente y la mente es el motor del cuerpo. Ha trabajado como redactor y community manager en revistas culturales así como en el departamento de Creatividad para  Comsolidar, una agencia de publicidad que trabaja en la comunicación de las ONG de forma altruista y ahora se adentra en el apasionante mundo del blogging. Dadas sus raíces, Antonio es un defensor de la comida ecológica y de la llamada “slowfood”. Deportista frustrado intenta siempre sacar el máximo tiempo para dedicarlo al deporte y disfrutar de la naturaleza.

Antes de empezar a escribir me gustaría dar las gracias a Cris por mostrarse tan dispuesta a abrirme la puerta de su blog y acogerme como invitado, pero gracias sobre todo  por esa sonrisa que sin haberla visto me ha transmitido vía email.

¿Imagináis un mundo sin ronquidos? Una vez leí un foro una persona que decía que una noche sin escuchar los ronquidos de su pareja sería como un mundo sin futbol, una utopía. A parte de mi opinión un poco distante en cuanto al fútbol, he de decir que el comentario me hizo gracia y me hizo ser consciente de lo molesto que puede ser una persona que ronca por las noches.

Entre el 70% de los hombres y el 40% de las mujeres suelen roncar por las noches por unos o por otros motivos. La mayoría de las veces estos ronquidos son ocasionados por unos hábitos de vida que lejos están de los cánones saludables.

La vida sana como el mejor remedio contra los ronquidos

Todos los especialistas resaltan que los hábitos de vida saludables evitan y reducen la emisión de ronquidos. Consejos como la realización de deporte que beneficie la quema de grasa y el descanso del cuerpo siempre ayuda al mejor descanso y su mejor comportamiento en la cama, pero existen otra serie de consejos como por ejemplo:

  • Evitar la ingesta del alcohol y tabaco antes de dormir ya que este actúa como relajante ante el velo del paladar haciendo que caiga, obstruya el flujo del aire y se provoquen los ronquidos.
  • Realizar una dieta equilibrada, aunque de esto Cris sabe mucho más que yo, decir que la ingesta de comidas copiosas o comidas grasas además de favorecer el colesterol, hipertensión, problemas cardiovasculares, sobrepeso, etc. También favorece la emisión de ronquidos de forma exponencial. Existen también una serie de remedios caseros basados en ingredientes naturales que también pueden ayudar a evitar roncar basados en la salvia, la sal o el té de hortiga.
  • Dormir de lado: En algunos casos las posturas que adoptamos a la hora de dormir influyen positiva o negativamente a la emisión de ronquidos. No en vano dormir bocarriba favorece la caída de la lengua y la consiguiente sinfonía de ronquidos, mientras que dormir de lado provoca una caída de la lengua natural sin que haya obstrucción de las vías respiratorias.
  • Despejar la nariz: Cuando estamos ante un proceso gripal o un catarro es muy común que aparezcan una serie de ronquidos excepcionales y ocasionales. Estos son debidos a la respiración bucal ocasionada por la congestión de la nariz, respiración que incide en las vibraciones en la campanilla y el paladar. Cuando nos encontremos ante tales circunstancias lo mejor es cuidarse la nariz con vapor de agua o agua marina para ayudar a una mejor y más silenciosa respiración.

Sin embargo existen ronquidos que necesitan un poco más de atención. Son los conocidos como la Apnea Obstructiva del Sueño, una enfermedad que causa graves problemas de descanso así como problemas cardiovasculares.

ronquidos

 La Apnea del sueño y cómo evitarla cantando

El síndrome de la apnea es una patología que se caracteriza por unos episodios de 10 segundos donde la respiración se corta. Estos episodios se repiten más de cinco veces por hora con el consecuente problema para nuestra salud. Se estima que en España existen 2 millones de afectados aunque solo un 5% se encuentren bajo tratamiento. Sin duda nos encontramos con una enfermedad tan terrible como desconocida., sin embargo existe una terapia que a muchos de nosotros no nos resultará muy pesada, o al menos aburrida, y es que se puede reducir cantando.

Un estudio revelado en Inglaterra revela que tras clases de canto las personas que sufrían una apnea del sueño débil mejoraban tras una serie de clases de canto. Según relatan los científicos esta enfermedad se produce por una falta de tono muscular en la garganta, tono que se puede recuperar mediante ejercicios de canto.

Los ejercicios no son más que la repetición de onomaopeyas como “unga unga” durante 18 minutos al día. Así nuestra garganta se volverá tensa y podremos disfrutar más de nuestro sueño, tener mejor calidad de vida  y no podemos olvidar respetar el sueño de nuestra pareja de cama.

Los resultados demuestran que no es el método definitivo y recomiendan entrelazarlo con los dispositivos como las membranas stop ronquidos, sin embargo los resultados muestran una clara mejoría física y anímica de los pacientes y es que la vida suena mejor con una melodía.

 

 

Publica un comentario