CÓMO RECUPERARSE DE UNA LESIÓN A TRAVÉS DE LA ALIMENTACIÓN

Hoy os presento a mi amigo y polifacético Bio Victor.  Es ingeniero informático de profesión, y comprometido con el medio ambiente, la sostenibilidad y los animales, por pasión. Compagina el trabajo en su empresa de desarrollo y diseño web en soyinformatico, con el asesoramiento en alimentacion vegana y crudivegana y deporte funcional. Además es coordinador de la ONG animalista animanaturalis.org. Su gran consciencia y su inquietud, hacen que siempre esté pensando en nuevos proyectos y desarrollando ideas para mejorar el mundo que nos rodea, y construir un sistema alternativo. Optimista, soñador, alegre y siempre con una sonrisa, nos regala un montón de conocimiento en sus dos blogs,  biovictor y el recién estrenado veggtor, este último relacionado con el deporte. Otro claro ejemplo de que se puede llevar una alimentación 80% crudivegana, rendir en el deporte al máximo y disfrutar de salud. Hoy nos cuenta cómo curarse las lesiones con la mejor medicina: la alimentación.

El deporte NO es sano. Bueno, en realidad si lo es, pero cuando lo haces «a lo loco», tienes más probabilidades de conseguir justo lo contrario a lo que buscas.

Hace 2 semanas, estaba a punto de descubrir lo peligroso de hacer deporte «irresponsablemente» y lo primordial que es la alimentación para recuperarte cuando te lesionas Estaba haciendo «el pino» en casa de mi madre, en su salón. Ya sabéis, llovía a cántaros asi que entrenas en casa. Pero no aparté del todo las sillas y mesas. Conclusión: tremendo golpe en la rodilla que tuve que ir a urgencias porque no podia ni apoyarla. Tenia dos rodillas en la pierna derecha, con salida del líquido sinovial [link wiki], lo que complicaba mucho más la inflamación y la recuperación.


Al volver a casa, después de ir al hospital, me encuentro con:

– Una pierna inmóvil
– Una hoja para comprar «enantyums» (antiinflamatorios) para los proximos 10 dias, con 3 tomas al dia (una después de cada comida).

Automaticamente me puse a empollarme varios de mis libros, y encontré qué «fármacos naturales» eran antiinflamatoris porque contenian omega 3, papaina y bromo: Aguacate, semillas de lino y chia, están repletos de omega 3. El melón y el mamgo tambien lo contienen. La papaya contiene papaina y la piña bromo.

Que afortunado soy: sólo tenia que comer de la misma forma que lo hago habitualmente para acelerar mi recuperación y evitar «fármacos quimicos» repletos de efectos adversos, que destrozan tu estómago, y barren por completo tu flora intestinal.

Al cabo de unos pocos dias conseguí una muleta, que la usé 2 dias. Después estaba mucho mejor, y en una semana esta ya caminando, aunque cogeaba un poco. Además, todos estos dias apliqué el método RICE, aconsejado por el médico (aquí si que le hice caso, porque NO conllevaba nada negativo para mi):
Reposo, hIelo, Compresión y Elevación.

Por primera vez sentí que mi forma de alimentarme era mi mejor medicina. Le estaba dando a mi cuerpo TODO lo necesario para recuperarme, además de un estado de ánimo muy optimista y sin estrés, indispensable también para nuestra salud íntegra. Tenía claro que me recuperaría pronto, muy pronto.

9 dias después por fin pude ir a entrenar, lo necesitaba ya. Fue suave, pero al menos hice algo de ejercicio en la parte superior y ya fui soltando un poco los pies. Despues de 11 dias, estoy perfecto. Pero, ahora tengo que «forzar» un poco, ya que al haber tenido el pie inmovilizado, la articulación tiene que volver a coger elasticidad (hacer RE-habilitacion) y me duele si flexiono mucho la pierna, pero NO es dolor por la caida ni la inflamación ya que estas han desaparecido por completo.

La conclusión que saco es que si nos alimentamos correctamente, con un alto porcentaje de frutas y verduras en estado natural (crudas), le estamos dando la gasolina perfecta a nuestro cuerpo. Pero cuando digo perfecta es P-E-R-F-E-C-T-A. Cris ya nos ha contado los beneficios que tiene, y qué razón tiene. Tampoco hay que olvidar nuestra parte emocional, ya que si somos negativos o estamos estresados, estamos «enfermando» también, asi que dificulta nuestra recuperación.

Debemos dejar de ser «pacientes» respecto a nuestra salud, y borrar que las «pastillas mágicas» funcionan ni que nos ayudan a encontrar la salud (generalmente, es justo TODO lo contrario).

Finalmente no me tomé ningún enantyum, y 13 dias después, estoy completamente recuperado y entrenando al 100% otra vez 🙂

«Que tu alimento sea tu medicina, y que tu medicina sea tu alimento». Que grande era Hipócrates, y qué olvidado le tenemos.

6 Comentarios

  1. Queridos míos ahí os han faltado dos antiinflamatorios extraordinarios que yo recomiendo que añadáis a la lista. La cúcuma y el harpafoguito. El harpafoguito lo utilizan personas que tienen lumbalgis y pinzamientos y la cúrcuma es lo que yo me tomo (una sola pastilla, la venden en herboristerías) cuando me han extraído alguna muela. Es antiinflamatoria y analgésica. ¡Besos!

  2. ¡Estupendo artículo! Pero… me pregunto… ¿Si el cuerpo inflama, sobre todo en este caso, no será porque tenga que inflamar? Distinto sería si hablamos de la inflamación crónica a la que la mayoría de las personas están sometidas por su alimentación…
    Un abrazo

    1. HOla amiga!

      Cierto es que el cuerpo es sabio y se está protegiendo frente a una agresión imprevista como puede ser un golpe. Pero precisamente como un golpe no es natural, nuestro cuerpo entra en desequilibrio y creo que ayudar a volver a equilibrarlo con la alimentación puede favorecer la curación y recuperación, a la vez que se evita el dolor.

      un beso!

  3. ¡Excelentísimo artículo! Yo tengo la rodilla cascaica perdida por una condromalacia rotuliana. Sobra decir que no me estoy empastillando como me sugería el médico. Ejercicio y alimentos que «curen» poco a poco y regeneren los tejidos…¡Cuánta razón tenéis, chicos!.
    Mencionabais en el artículo varios alimentos antiinflamatorios…¿Me recomendaríais algún manual de alimentos y sus usos terapéuticos, por favor? Llevo tiempo querer tener algo de referencia en casa.
    Enhorabuena por el blog, Cris. Ya no hay vuelta atrás, me he enganchado oficialmente a leerte a diario.

Publica un comentario