Carpaccio de pepino con salsa de fresas y arándanos

Para los que piensen que el pepino es aburrido, y por supuesto para los amantes de este refrescante y depurativo vegetal, hoy os dedico esta colorida y sencilla receta, que puede servir tanto de  entrante o acompañamiento, como  de plato principal, dependiendo de las catidades de utilicemos.  Un carpaccio de pepino con salsa de fresas, arándanos y albahaca.

Primero cortamos en láminas 1 pepino y vamos poniendo capas sobre un plato. Os recomiendo que os hagáis con una mandolina ya que en poco segundos tenéis cualquier vegetal laminado del grosor que queráis. Además algunas tienen accesorios en forma de dientes que os sirven para hacer tiras y así poder jugar con las texturas a la hora de preparar diferentes platos. Para los que no tengáis espiralizadora, la pasta raw se puede hacer de esta manera. El carpaccio es un recurso muy sencillo para presentar los platos y darle un toque más cool. Podéis hacerlo también con calabacín, nabo o cualquier fruta.

Para la salsa batimos las fresas enteras con los arándanos, y un poco de agua, en proporción unos 300 g fresas por 30 de arándanos deshidratados. Si sólo vais a tomar este plato, al menos que sea un kilo de fresas. Ni se os ocurra quitar la parte verde de las fresas y  a poder ser, compradlas ecológicas, ya que son una de las frutas más contaminadas.  Añadimos un poco de albahaca o menta y echamos por encima.

Esta misma salsa podría utillizarse para una ensalada verde, como sopa fría con pimiento triturado, o incluso como postre, sustituyendo la albahaca por canela y añadiendo, un poco de leche vegetal y trocitos de fruta. Así de versátiles son las frutas amigos.

Y en 4 minutos una receta sencilla, sana, sin grasa,  nutritiva, colorida, hidratante, depurativas y sabrosa.

3 Comentarios

    1. Hola Marta,

      como bien ha dicho nuestro amigo whakaiiovegan es pepino, o cualquier verdura cortada en láminas finas. Es increible como las texturas pueden cambiar el gusto de un mismo alimento. Te animo a que pruebes

      un beso

Publica un comentario