ARROZ CON VERDURAS AL CURRY ROJO VERSIÓN RAW

Ñam ñam, esta semana es la tercera vez que me hago este plato, así que imagináos lo rico que esta! Adoro la comida tailandesa, y la receta que he versionado en crudo, la he comido decenas de veces en mi época vegetariana. Desde que llevo una alimentación predominantemente crudivegana, he dejado de utilizar tantas especias fuertes. Siempre he sido una fanática de los picantes, en todas sus modalidades, y lo tomaba casi a diario, hasta que descubrí que no era nada bueno para la salud intestinal, y bajé su consumo.

Los higuienistas y crudiveganos más puristas no utilizan ninguna especia ni hierba, ya que consideran que todo lo que altere el alimento lo está desnaturalizando, y porque además tiene efectos estimulantes en nuestro organismo, con sus consiguientes perjuicios para él. Personalmente aunque estoy de acuerdo y opino que no hay que abusar, yo me permito tomarlas de vez en cuando en pequeñas cantidades, dentro de lo que yo llamo mis excepciones saludables. Creo que es mejor darse caprichitos de vez en cuando a restringirnos y sentir que estamos limitados en cuanto a opciones. Además ahora que estamos casi en invierno, esta receta, aunque es crudivegana, nos ayudará a entrar en calor.

La base de este plato es el curry rojo o tailandés, que es una pasta hecha de: chili rojo seco, lemongrass (hierba limón), ajo, chalota, sal, piel de lima kaffir, galangal (jengibre azúl), semilla de cilantro, comino. Lo podéis encontrar en tiendas asiáticas. Para hacer la salsa se mezcla con lima y leche de coco, formado un festival de aromas y sabores picantes, especiados, dulces, ácidos…

Para el arroz vamos a utilizar coliflor, y las verduras las que tengáis en casa. Os recomiendo el champiñón y el calabacín ya que absorben muy  la salsa y se vuelven muy blanditas al merarlas. Yo he utilizado además pimiento rojo, pero podéis añadir zanahoria, cebolla dulce, espinacas…

curry2

Ingredientes

  • 2 cocos frescos
  • 1 cucharada de pasta de curry rojo
  • 2 limas
  • agua de mar o sal del himalaya
  • 1 calabacín
  • 10 champiñones
  • 1 pimiento rojo y medio
  • media coliflor pequeña

Elaboración

Lo primero vamos a cortar en láminas finas el champiñón, pimiento rojo y calabacín. Yo utilizo una mandolina para mayor comodidad. Disolvemos en un vaso el curry rojo junto con el zumo de 1 lima (o limón) y un chorrito de agua de mar o sal del himalaya, y dejamos las verduras macerando mientras preparamos le leche de coco, y así las verduras van soltando el agua y se maceran bien gracias al limón.

Y ya que nuestro plato es originario de Tailandia, no puede faltar mi amado coco fresco! Para hacer nuestra leche de coco vamos a utilizar dos. Podéis ver el vídeo en youtube. Es tan sencillo como abrir el coco, sacar la pulpa con una cuchara y batir junto con el agua. En este caso, como quiero que la salsa sea más densa voy a utilizar sólo el agua de coco de 1 coco y la pulpa de 2 cocos. Tras batirlo podemos filtrarlo con una bolsa de hacer leche vegetal, o no. El coco fresco apenas tiene fibra así que nos va a quedar una salsa muy suave incluso sin colarla. Nos habrán salido unos 400 ml aproximadamente. Añadimos la mitad a las verduras, removemos bien, y mientras vamos haciendo el arroz.

Para los que viváis en España, podéis comprar los cocos a Cocofresh, tanto por su web, como página de Facebook. Yo desde que los descubrí en mayo, se han convertido en un alimento indispensable en mi cocina. Los utilizo para hacer batidos, hacer detox con el agua de coco, preparar salsas, añadir la pulpa a ensaladas… No sólo está delicioso, sino que tiene un montón de propiedades, tal y como explico en este post. Además es un ingrediente original y  novedoso con el que dar un toque diferente a nuestros platos y sorprender a nuestros familiares y amigos.

Para preparar el arroz crudivegano, cortamos los arbolitos a la coliflor (los troncos en crudo son muy indigestos), y los metemos en la procesadora junto con medio pimiento rojo, un chorrito de agua de mar, zumo de media lima y 50 ml de leche de coco. A mi me gusta que quede muy fino para que sepa más suave. Aunque se puede servir ya, recomiendo esperar 30 minutos para que macere un poco la coliflor, se ablande y absorba el sabor de la lima y el coco.

Pues ya tenemos listo nuestra versión crudivegana de arroz con verduras al curry rojo o tailandés. Emplatamos, y a disfrutar de los sabores exóticos mientras nos transportamos al Tailandia unos minutos. Podéis hacer una versión rápida sin macerar, simplemente mezclando el curry, la leche de coco y la lima con las verduras directamente  y hacer el arroz de coliflor.

Y si queréis aprender más sobre alimentación cocina crudivegana, os recomiendo mi taller online, que consta de un vídeo, un completo manual y un recetario, y que podréis ver desde cualquier lugar y en cualquier momento. Lo he hecho con mucho cariño para transmitiros lo fácil que es incorporar a vuestro día a día alimentos crudos, sin que renunciéis a los placeres gastronómicos más exquisitos.

18 Comentarios

  1. Hola Cris, hace una par de años que como «casi» todo crudo y en el proceso he ido comprando sartenes de titanio, extractor en frío (Angel) y mi próxima adquisición viene en junio «la Vitamix 7500».
    No tengo procesador de alimentos y casi todos los videos de YouTube de crudiveganos, la utilizan para hacer coliflor, brecol como si fuera arroz y para hacer masas de pasteles con datiles, etc.
    Mi pregunta es: si tienes la Vitamix para que cosas usas el procesador (si vale la pena comprarlo) y que marca me recomiendas? Si lo utilizas para más cosas que hacer esta receta.

    pd: me he suscrito a tu canal de YouTube. Desde que empece a comer así, por la depuración del cuerpo me han salido un monton de granos, pero el tema es que no dejan de salirme, al principio tuve olor corporal y algún dolor de cabeza pero eso ya se acabó, pero los granos no cesan ni a tiros.

    Un saludo y Felices Fiestas.

    1. HOla Betty!

      La procesadora es un elemento muy util aunque no imprescindible, lo que hace es triturar, no batir. Se pueden hacer desde verduras trituradas para ensaladas, hasta bases para tartas a base de dátiles y almendras, por ejemplo. También tienen varios accesorios para hacer tiras, amasar…

      En la tienda tengo varias marcas, que son las que recomiendo.

      lo de los granitos, es normal en el momento que comienzas a depurar… yo estuve más de un año. Si quieres que paren, frena la depuración

      besitos

    2. HOla Betty!

      La procesadora es un elemento muy util aunque no imprescindible, lo que hace es triturar, no batir. Se pueden hacer desde verduras trituradas para ensaladas, hasta bases para tartas a base de dátiles y almendras, por ejemplo. T

  2. Gracias por contestas, comentas que: «En la tienda tengo varias marcas, que son las que recomiendo.» pero entro y veo Batidoras, Licuadoras y Deshidratadoras….. y no veo que pag.2,
    No estoy mirándolo bien???

  3. Hola! Soy muy nueva en esto, que te parecería para cenar una ensalada de acelgas con col lombarda, tomate, cebolla y almendras aliñada con zumo de limón?? Graciaaaas

  4. Y también otra pregunta… según muchos artículos de tu blog cuando consumimos las verduras crudas se lo ponemos más »fácil», pero siempre he oído que los alimentos crudos son mucho más difíciles de digerir, y que nunca se deben tomar por la noche… Que opinas sobre esto? :S

    1. los alimentos crudos tienen enzimas que hacen que podamos digerir mejor los alimentos. SIn embargo hay ciertos alimentos crudos con mucha celulosa que pueden resultar algo indigestos como los troncos del brócoli… Así que depende de qué alimentos crudos elijamos. La mejor opción la hoja verde y algún vegetal como tomate, pimiento, apio…

      1. Ay, gracias por tomarte tu tiempo en contestar, y encima tan rápido! Es que esto de intentar llevar una alimentación saludable se me está haciendo un poco cuesta arriba, buf… Además del tema del dinero (mi familia no quiere ni puede gastarse tanto en algas, semillas, frutos y frutas secas, fruta, y además ecológica, que es como a mi me gustaría), verme tan »preocupada» con el tema alimentación les hace preocuparse. Y ahora que he descubierto tu blog, y el tema de la combinación de alimentos y tal, pues cada vez se me hace más difícil comer un plato de pollo con patatas, o ensaladas con mil ingredientes, tanto grasas como ácidos, dulces, almidones…. Dentro de lo que cabe estoy haciendo lo que puedo. Pero el problema es que creo que el echo de que, por ejemplo, cuando quiero comer una ensalada con hoja verde, manzana y quinoa, y no le quiera echar aceite de oliva, ni pollo, ni nada más, mi padre me mire mal y me diga que me estoy obsesionando, hace que luego la coma pensando en si tandrá razón, y estaré haciéndome mal a mi misma. Y lo gracioso es que si en vez de eso comiera un plato de pasta refinada con jamón o carne estaría súper tranquilo y pensaría que me estoy alimentando mucho mejor… Es muy complicado todo, eh xD Y además tenemos como »costumbres» que hacemos desde hace tiempo, y claro, que de repente no tome yogur o helado de postre, se le hace muy raro, y entonces me lo tomo porque si le digo que no lo quiero pensará algo raro. Bueno, y aparte de eso también sufro viéndole comer helado o chocolate, aún no llego al nivel de poder resistirme a los dulces >.< Y a todo esto se suma que tengo mil dudas y me da mucho miedo no estar alimentándome y nutriéndome lo suficiente, el tema cantidades, combinaciones… Tener todos los nutrientes que necesito se me hace muy complicado teniendo que pensar en lo que puedo y no puedo combinar, y además tampoco sé mucho sobre que nutriente me aporta cada cosa, ni que cantidad de ese nutriente necesito al día… Por ejemplo, el calcio, últimamente tomaba yogur porque pensaba que era mejor que la leche, o me tomaba almendras o sésamo con leches vegetales o en ensaladas. Pero claro, teniendo en cuenta todo esto ya solo puedo tomarme unas almendras al día, y si quiero tomar frutos secos, mi fuente de calcio serían unas almendras una vez a la semana? Madre, que difícil. Y también el tema de los superalimentos… cuantos, dónde, como, con que?? Supongo que tú no puedes ayudarme con todo esto, creo que lo cuento un poco para desahogarme, podría escribir y escribir sin parar jajaja en fin, muchas gracia por responder y un besazo enorme, intentaré seguir mejorando dentro de mis posibilidades……. 🙂

    2. Daniela yo estoy como tú, y cuanto más leo… más me obsesiono y peor creo que lo hago… buff… no sé, poco a poco supongo… estoy estudiando Naturopatía y nos han dicho que no comamos vegerales crudos porque tienen muchos parásitos… socorro! Y que no nos fiemos del certificado BIO, ya que es otro negocio y que nos toman el pelo, que utilicemos producto de proximidad y confianza, pero cómo sé yo si un producto es bueno si no puedo fiarme ni del certificado bio? Ahí estoy, tengo la sensación de dar un paso hacia adelante y dos para atrás…

      1. jajaja que no cunda el pánico amigas! os entiendo perfectamente… cuando más sabes mas dudas, eso es que estamos en el camino correcto! Conclusión: aplicar todo lo que sabemos a nuestra propia individuaildad, no hay reglas generales para todos, ni tenemos que obsersionarnos con los certificados ni las toxinas o no salimos a la calle… en breve publicaré un articulo de un experto sobre certificados y comida bio

        besitos

  5. HOLA, Cris

    Te felicito como persona porque por lo que te he visto en vídeos y escuchado en la radio me pareces una persona generosa, creativa y una gran transmisora de energía. Decirte que tu blog y tus aportaciones en la red son de gran ayuda para los que estamos empezando en este mundo. También de gran ayuda cuando haces referencia a donde se pueden comprar los aparatos y alimentos que utilizas, sobre todo por internet ya que los que vivimos en zonas donde este mundo no está muy arraigado podemos tener acceso de esta forma. Una pregunta: que diferencia hay entre una procesadora de alimentos y una batidora o una thermomix, he visto que la utilizas en tus talleres. Yo tengo una thermomix, no sé si esta podría hacer la función de una procesadora de alimentos.Muchos besos y muchas gracias.

  6. Hola Cris,
    He probado esta receta y déjame decirte que…¡está buenísima! Ha sido la primera vez que he probado la coliflor cruda y me ha sorprendido su sabor, suavizado tras el macerado. Además, es muuuy saciante.
    Muchas gracias por compartir la receta y toda esa información valiosa en tu blog.
    Un abrazo.

Publica un comentario